¿Quién inventó los audífonos para sordos?

¿Quién inventó los audífonos?

La necesidad es la madre de la invención, como dice un proverbio, y los que miran hacia atrás en el desarrollo del audífono seguramente estarán de acuerdo.

Los grandes y engorrosos audífonos no encajan en un mundo siempre cambiante y multitarea.

Gracias a los grandes avances en la tecnología de los audífonos, los dispositivos actuales son más pequeños, tienen un aspecto más delgado e imitan mejor el sentido humano del oído que los que salieron al mercado por primera vez hace más de 120 años.

Echemos un vistazo a su metamorfosis.

Las trompetas auditivas y los tubos parlantes

Si una mano en forma de copa en el oído puede aumentar el volumen del sonido, también lo puede hacer un largo embudo en forma de cuenco.

Esto puede haber sido la inspiración para la invención de las trompetas auditivas y los tubos de conversación, es decir, los audífonos no eléctricos, que existen desde mediados del siglo XVIII.

De hecho, una página de un catálogo de Montgomery Ward de 1894 contiene ilustraciones para tres modelos diferentes de trompetistas y tubos, uno de los cuales promete ser capaz de ayudar incluso en el caso más persistente de sordera.

Por supuesto, las trompetas de oído no amplifican realmente el sonido, sólo lo recogen del entorno inmediato y lo guían directamente al canal auditivo.

Por muy graciosas que parezcan las representaciones de estos dispositivos en los dibujos animados de hoy en día, han tenido un éxito relativo en la mejora de la capacidad auditiva de las personas.

  • He aquí algunas razones:

El diseño en forma de taza redujo eficazmente el ruido de fondo cuando el sonido se dirigió directamente al dispositivo.

Los dispositivos eran portátiles y no requerían pilas o mochilas voluminosas para funcionar.

Audífonos de carbono

Aunque las trompetas y los tubos de conversación fueron populares hasta bien entrado el siglo XX, la invención del micrófono de carbono a principios de siglo trajo consigo un nuevo diseño de audífono.

Los audífonos de carbono fueron los primeros audífonos eléctricos.

historia de los audífonos

Estos dispositivos utilizaban gránulos de carbono empaquetados en un cilindro para producir un sonido.

Sólo las personas con una pérdida de audición de leve a moderada pueden usar este tipo de audífonos.

La parte del audífono que cubría los oídos se asemejaba a un moderno auricular con un cableado apropiado conectado a una voluminosa batería y un micrófono.

El usuario tenía que llevar el audífono o fijarlo a su ropa.

Los audífonos de tubo de vacío más recientes utilizan la tecnología de pilas de carbono.

Sin embargo, se utilizaron pequeños tubos de vacío para amplificar la potencia del audífono de carbono.

Estos tubos permitieron que el audífono cupiera en el bolsillo de la camisa, aunque aún necesitaba dos pilas grandes para funcionar.

Los audífonos de transistor hicieron su debut a principios de los 50 después de que Bell Labs inventara el transistor en 1948.

La pila única y más pequeña redujo el tamaño total del audífono y prolongó la vida de la pila.

Precursores de los audífonos modernos

En 1958, se inventaron los circuitos integrados, miniaturizando aún más el tamaño de los audífonos.

El microchip condujo finalmente al moderno audífono tal como lo conocemos hoy en día.

Colocar el micrófono a la altura del oído ayudó a simular el sonido natural y, por primera vez, los usuarios pudieron usar dos audífonos y disfrutar de los beneficios de la amplificación bilateral.

Cuando se introdujo la pila de zinc-aire a finales de los 70, la vida de la pila se duplicó.

Las baterías de aire-zinc todavía se consideran el estándar de la industria hoy en día, sustituyendo a sus predecesoras de óxido de plata y mercurio.

En los últimos 60 años, el diseño de los audífonos ha cambiado drásticamente.

Un audífono hoy en día alberga potentes circuitos miniaturizados con eficientes microchips que son extremadamente pequeños y poderosos.

  • Audífonos retroauriculares:

El primer audífono retroauricular se introdujo en 1956.

Los audífonos BTE de hoy en día son mucho más pequeños, pero aún se parecen a los primeros modelos.

Los componentes del micrófono, el receptor, el amplificador y la batería están alojados en una carcasa en forma de media luna que se coloca muy cerca de la oreja.

Un tubo conecta el dispositivo a un molde que se coloca en el canal auditivo.

  • RITE -y RIC- audífonos (receptor en el oído y el canal):

Este tipo de audífonos se ha hecho más pequeño y más efectivo desde sus comienzos en 1983.

Los primeros modelos aún sobresalían de la oreja.

Los modelos actuales son a menudo tan pequeños que son prácticamente invisibles para los demás que están junto al usuario de audífonos.

  • Audífonos CIC y IIC (En el canal):

Lanzados por primera vez en 1993, estos audífonos son dispositivos hechos a medida que se elaboran a partir de una impresión del canal auditivo individual, por lo que se ajustan perfectamente y proporcionan el máximo beneficio.

Debido a su tamaño y ubicación en el canal auditivo, son prácticamente imperceptibles para otras personas, lo que las hace deseables y populares entre muchos usuarios.

¿Cuál es el mejor diseño de audífonos?

Los audífonos de hoy en día vienen en todas las formas, tamaños y colores, con características tan diversas como los millones de usuarios que los usan cada día.

¿Cuál es el mejor diseño de audífonos? Sin duda, la que ha sido seleccionada, ajustada y programada para usted por un profesional de la audición.

Junto con su profesional de la salud auditiva, determinará el fabricante y el modelo que más le convenga, dependiendo de la gravedad de su pérdida auditiva, las exigencias a las que se enfrenta cada día y lo que puede pagar por los audífonos.

Todo comienza con una prueba de audición en un especialista en otorrinolaringología.

1 comentario en «¿Quién inventó los audífonos para sordos?»

Deja un comentario