Pilas para Audífonos: Dudas

pilas para audífonos

Las pilas para audífonos son imprescindibles para que funcionen todos los aparatos auditivos.. Dado que los audífonos son muy pequeños, las pilas también deben de ser especialmente compactas.

Por lo tanto, las pilas para audífonos se diseñan como si fueran pilas de botón. Por lo tanto, pertenecen al grupo de las llamadas microbaterías.

La mayoría de las pilas para audífonos son de zinc-aire, que se caracterizan por una alta densidad de energía.

Son consumibles que ningún usuario de audífonos puede evitar a no ser que su audífono sea recargable.

¿Qué son las pilas para audífonos?

Los audífonos necesitan pilas para funcionar.


El diseño habitual es de una pila de botón. Por regla general, se trata de pilas zinc-aire que no se pueden recargar.

La densidad energética de las baterías de zinc-aire es comparativamente alta. Por lo tanto, son adecuados para altas exigencias de potencia.

Otra ventaja: la descarga de las baterías zinc-aire es constante hasta el final.

Esto es necesario en el caso de los audífonos para que el audífono funcione de forma fiable durante toda la vida útil de la pila.

En el pasado, las pilas de óxido de mercurio y zinc se utilizaban como pilas para audífonos en lugar de las pilas de zinc-aire.

Sin embargo, por razones medioambientales, están prohibidas a día de hoy.

Las pilas de níquel e hidruro metálico también están disponibles para los audífonos. Estos pueden recargarse, pero tienen una vida útil limitada y, por lo tanto, apenas están extendidas.

¿Qué pilas para audífonos y pilas recargables están disponibles?

Las pilas para audífonos que se ofrecen en el mercado son casi exclusivamente pilas de zinc-aire.

Las baterías de hidruro de níquel-metal se ofrecen con menos frecuencia.

Las baterías de óxido de mercurio y zinc ya no están disponibles.

Los tipos comunes de pilas para audífonos son los números 675 (designación IEC PR44), 13 (designación IEC PR48), 312 (designación IEC PR41), 10 (designación IEC PR70) y 5 (designación IEC PR63).

Para una fácil diferenciación, los tipos individuales también están codificados por colores. Los colores de las pegatinas protectoras también indican el tipo de pila del audífono.

Las pilas para audífonos del tipo 675 son azules, las del tipo 13 son naranjas, las del tipo 312 son marrones, las del tipo 10 son amarillas y las del tipo 5 son rojas.

La tensión de todos los tipos es de 1,4 V.

La capacidad va de 600 mAh (tipo 675) a 35 mAh (tipo 5).

La diferencia en la capacidad de las pilas del audífono también está determinada por el tamaño de las pilas.

Las pilas más grandes se utilizan principalmente en los audífonos retro, y los modelos más pequeños en los audífonos Intra.

La pila para audífono tipo 5 está especialmente diseñada para audífonos que se insertan completamente en el canal auditivo.

¿Cómo deben almacenarse los audífonos?

Las pilas de zinc-aire, que se utilizan habitualmente en los audífonos, reaccionan con el aire.

Por lo tanto, están equipados con una pegatina protectora que cierra los orificios de aire en la pilas para audífonos y evita que ésta se seque prematuramente, reduciendo así su rendimiento.

Por lo tanto, esta película protectora debe permanecer en la pila del audífono durante el almacenamiento. Es mejor dejar la batería en su embalaje y retirarla sólo antes de su uso.

Sin embargo, la etiqueta protectora debe quitarse antes de insertar la pila en el audífono.

Pueden transcurrir algunos minutos antes de que la batería entregue energía. La tasa de autodescarga de una pila para audífonos con película protectora es de alrededor del 3 por ciento al año.

Por lo tanto, las baterías pueden almacenarse durante mucho tiempo, pero no indefinidamente.

Una vez que se ha retirado la película protectora, ya no es posible almacenarla durante más tiempo. Ni siquiera el hecho de volver a colocar la lámina protectora cambia esta situación.

Es más bien perjudicial.

Consejos para una mejor durabilidad de las pilas de los audífonos

Las pilas para audífonos duran más tiempo a temperatura ambiente.

El almacenamiento en el frigorífico es superfluo o incluso nocivo. Sin embargo, las temperaturas más altas, por ejemplo cuando lleva una batería de repuesto en el bolsillo del pantalón, también son perjudiciales.

Por lo general, las pilas de repuesto no se deben de llevar sueltas, sólo para evitar que no se desprenda la pegatina protectora.

Existen pequeñas cajas para guardas las pilas para audífonos. Esto también evita el contacto dañino con objetos metálicos (por ejemplo, llaves en los bolsillos del pantalón).

Si el audífono no se utiliza durante un período de tiempo prolongado, debe apagarse siempre.

Cuando se guarda el aparato auditivo durante la noche, la duración de la pila de los sonotones se puede prolongar abriendo el compartimento de la pila.

Si el audífono no se va a utilizar durante un período de tiempo prolongado, también es aconsejable retirar las pilas.

Sin embargo, la durabilidad de las pilas para audífonos es limitada.

Por lo tanto, la sustitución regular es una molestia y se deben de ir comprando regularmente.

Las pilas usadas no deben desecharse con la basura doméstica, sino que se deben de reciclar de forma adecuada.

Las tiendas donde vendan pilas para audífonos las tienen que recoger y reciclarlas adecuadamente de forma gratuita.

Deja un comentario