Niña desesperada pide un audífono

Una pequeña con hipoacusia demanda el dispositivo coclear que le sustrajeron en un ómnibus

La niña concurre al instituto situado en Tucumán y España. Según lo que parece, le abrieron la mochila y le sustrajeron el estuche. “Sin el aparato no es exactamente lo mismo”, lamentó Anabella.

Una adolescente de catorce años, que sufre hipoacúsica, fue desposeída esta mañana del implante coclear mientras que viajaba en colectivo con rumbo al instituto. Según parece, ignotos le abrieron la mochila y le sustrajeron el estuche que pone en funcionamiento el aparato. “Sin el aparato no es exactamente lo mismo”, lamentó Anabella, pues el dispositivo solo le sirve a ella y le deja distinguir con mayor claridad los sonidos.

“Abro la mochila y no estaba, lo procuré por doquier y al no localizarlo, me deprimí. Es una decepción”, reseñó Anabella en el instante que llegó al instituto Nuestra Señora de Los Angeles, de Tucumán y España, y no contaba con un factor indispensable para poder percibir con atención.

“Con el aparato sentí que prestaba mejor atención y de esta forma subía mis notas. Ahora presto atención mas ya no es exactamente lo mismo”, aseguró la niña. Y solicitó que “si alguien lo halla, mejor. Por el hecho de que sin el aparato no es exactamente lo mismo”.

Por su lado, su madre le afirmó a Canal cinco que Anabella sufre “hipoacusia” y su calidad de vida es diferente a pesar de que se maneja bien. “Es fundamental para ella pues lo precisa para discriminar el sonido”, aseguró.

Anabella fue sometida a una cirugía en la que le pusieron el audífono que, al lado del dispositivo, le deja progresar su calidad auditiva. Para esto, la pequeña debió esperar 3 meses para poner en funcionamiento el aparato y empezar a organizar su vida con él.

Deja un comentario