Audioprotesista ¿Qué es?

audioprotesista

El audioprotesista es la persona de contacto más importante para todas las preguntas relacionadas con los audífonos.

Sus principales tareas son la consulta, la selección de modelos y el posterior ajuste.

Los audífonos sólo cumplen su propósito si se ajustan de forma óptima a su usuario.

Este es un proceso complejo y a veces largo.

El trabajo del audioprotesista es muy individual.

La relación con el profesional de la audición debe basarse en la confianza.

Audioprotesista: Vende y ajusta audífonos

En España los audífonos solo los puede vender el audioprotesista.

Sin embargo, su tarea no es sólo la venta.

Antes de tomar una decisión de compra, el profesional de la audición debe seleccionar los modelos adecuados basándose en el diagnóstico médico y asesorar a la persona en cuestión.

Después de la compra, debe adaptar la compleja tecnología del audífono a las necesidades individuales del portador y ofrecer un servicio de cuidado posterior a largo plazo que incluya reparaciones y reajustes.

Es sólo a través de estos servicios integrales que los clientes están satisfechos y regresan.

La importancia de la satisfacción del cliente con el audioprotesista se muestra en los estudios del colegio de audioprotesistas de España.

Si el profesional de la audición adapta correctamente los audífonos, el sordo tomará decisiones importantes para futuras compras.

  • El 81% volvería a comprar la misma marca.
  • El 94% le recomendaría el audioprotesista a un amigo.
  • El 99% estaría satisfecho con los beneficios de su audífono.
  • El 97% recomendaría a sus audífonos.

Por el contrario, si la adaptación falla, los clientes indicaron lo siguiente en las encuestas.

  • El 14% volvería a comprar la misma marca.
  • El 39% le recomendaría el audioprotesista a un amigo.
  • El 12% estaría satisfecho con los beneficios de su audífono.
  • El 56% lo recomendaría a un amigo.

La investigación muestra que el desempeño del profesional de la audición, así como su éxito o fracaso, tiene un impacto significativo en la forma en que los clientes se forman su opinión acerca de la marca de audífonos.

Si la adaptación no tiene éxito, el audioprotesista lo atribuye a la marca del audífono, y si la adaptación tiene éxito, se lo atribuye a su habilidad con los aparatos auditivos..

Otorrinolaringólogo y audioprotesista: Tareas

Los otorrinolaringólogos y los audioprotesistas trabajan juntos como socios.

Esto se refiere principalmente al hecho de que el audioprotesista depende del diagnóstico exacto del otorrinolaringólogo para seleccionar el audífono adecuado y ajustarlo correctamente.

El médico determina el grado y la forma exacta de la pérdida de audición a través de su examen.

Sin embargo, ambas profesiones son completamente independientes en sí mismas.

La mezcla de las dos profesiones no está prevista ni deseada por la ley.

La prescripción de audífonos del especialista en otorrinolaringología no se aplica a un audioprotesista específico, sino siempre en general.

Para evitar la corrupción, se prohíbe incluso a los médicos dar recomendaciones concretas a un sordo sin que este se las pida.

Así que mientras los otorrinolaringólogos determinan que existe una pérdida de audición en la que puede ayudar un audífono, los audioprotesistas deciden qué audífono es el adecuado y cómo funciona la mejor opción.

Tareas del audioprotesista antes de comprar

El audioprotesista debe familiarizarse primero con el historial médico del paciente y en una primera conversación debe averiguar también qué características especiales debe tener el audífono.

Entre otras cosas, esto depende de ciertas situaciones auditivas que son de particular importancia para el individuo.

Los audioprotesistas también examinan la audición.

El audioprotesista combina esta información con el diagnóstico del otorrinolaringólogo.

Un audiograma muestra por un lado la capacidad de audición en comparación con la capacidad de audición de una persona con audición normal, y por otro lado da información importante para elegir o ajustar el audífono adecuado.

Encontrar el audífono adecuado no es tan fácil.

Hay casi 2.000 modelos diferentes disponibles en el mercado.

El audioprotesista decide en una preselección cuáles pueden ir mejor.

Las ventajas y desventajas individuales de los distintos audífonos deben explicarse en términos prácticos y hacerse así comprensibles.

El interesado selecciona entonces los modelos adecuados que deben estar disponibles para ser adaptados por el audioprotesista.

¿Cómo se examina la audición?

Los resultados de una prueba de audición se muestran en un audiograma.

Un audiograma es un gráfico que muestra los sonidos más suaves que una persona puede oír en diferentes tonos o frecuencias.

audioprotesistas

Cuanto más se acercan los resultados a la parte superior del gráfico, más silenciosos son los sonidos que la persona puede oír.

El audiograma muestra los diferentes grados de pérdida de audición.

A menudo se utiliza una «O» para representar los resultados del oído derecho y una «X» para representar los resultados del oído izquierdo.

Los tonos que se muestran en el audiograma son los más importantes para oír y entender las conversaciones.

Cada sonido que escuchamos cuando alguien habla tiene un tono y un volumen diferente. Por ejemplo, el tono «s» es alto.

Durante la prueba de audición, los sonidos se representan de diferentes maneras.

Cuando se hacen pruebas con auriculares o altavoces, los sonidos pasan por el oído medio al canal auditivo para llegar al oído interno.

Esto se conoce como la prueba de conducción aérea.

Las pruebas de conducción aérea examinan cómo responde todo el oído al sonido.

Si hay una pérdida de audición, se coloca un dispositivo detrás del oído para enviar el sonido directamente al oído interno.

Los sonidos se envían a través de los huesos de la cabeza y no a través del tímpano o del oído medio.

Cuando algo detiene el movimiento de los sonidos a través del tímpano y del oído medio, el nivel de audición de la conducción ósea es mejor que el nivel de la conducción aérea. Esto significa que hay una pérdida auditiva conductiva.

Cuando el sonido viaja normalmente a través del oído externo y medio pero el oído interno no funciona normalmente, tanto los niveles de conducción ósea como los de conducción aérea son los mismos.

Hay una pérdida auditiva neurosensorial.

Una vez que el médico otorrinolaringólogo ha determinado el tipo y la gravedad de la pérdida de audición, el audioprotesista tiene la tarea de seleccionar el audífono adecuado para el paciente mediante el audiograma.

Una vez que el paciente se ha decidido por un modelo específico, el audiólogo programa el audífono y lo ajusta al patrón de pérdida de audición específico del paciente.

Tareas del audioprotesista para después de la compra

Una vez que se ha encontrado el audífono apropiado, el audioprotesista debe ajustarlo individualmente.

Esto incluye, entre otras cosas, una impresión del canal auditivo.

Esta impresión se utiliza para hacer moldes a medida (moldes para los oídos) o conchas para los audífonos.

El ajuste exacto es de importancia decisiva. Por un lado, contribuye a la transmisión óptima del sonido y, por otro lado, permite una agradable comodidad de uso.

Esto es probado por el llamado ajuste comparativo.

Se prueban diferentes situaciones de desgaste para lograr un resultado óptimo.

El audioprotesista debe prestar atención no sólo a los valores medidos sino también a la percepción subjetiva del portador.

A más tardar cuando se entregue el audífono, el audioprotesista debe explicar el manejo, el funcionamiento y el cuidado del mismo.

En el período inicial con el nuevo audífono, comienza la fase de adaptación.

El audioprotesista intentará todo lo posible para ajustar gradualmente el audífono a los hábitos de audición del individuo.

Se trata de un proceso largo, especialmente durante la fase previa de ajuste de la pérdida de audición, en la que se requiere paciencia entre ambas partes.

Cuando se complete la adaptación, una nueva prueba de audición debería proporcionar claridad sobre qué mejoras se han logrado realmente.

Servicios prestados por los profesionales de la audición

Los audífonos tienen una vida útil prevista de cinco a siete años.

En este período, el portador del audífono es atendido localmente por un audioprotesista.

Los costos de esto ya están en parte pagados a través de la suma global de reparación, que está incluida en el precio de compra original.

Por lo tanto, la relación comercial con el audioprotesista durará idealmente años sin costos adicionales.

El servicio gratuito incluye la limpieza regular del audífono o de los moldes.

Las piezas de desgaste, como las pilas o el tubo de sonido, también deben ser revisadas o reemplazadas regularmente por el profesional de la audición.

El reajuste continuo del audífono es particularmente importante.

Una prueba de audición regular, repetida anualmente, puede ayudar a detectar cambios en la audición y ajustar el audífono en consecuencia.

Esta es la única manera de asegurar que el audífono funcione satisfactoriamente a largo plazo.

1 comentario en “Audioprotesista ¿Qué es?”

  1. Estoy en proceso de compra de audífonos y necesito saber si existe diferencia en la calidad receptora y/o transmisora,entre un audífono con concha y otro sin ella.

    Responder

Deja un comentario