Audífonos para niños: Consejos

audífonos para niños

Los audífonos para niños pueden ser cruciales para el desarrollo del habla y del éxito escolar si su hijo ha sido diagnosticado de pérdida de audición.

Si a su hijo se le diagnostica una pérdida auditiva, tendrá que tomar muchas decisiones con respecto al tratamiento de la pérdida auditiva, la discapacidad auditiva y la logopedia.

El paso más importante en términos de salud y desarrollo del habla suele ser la adaptación de audífonos para niños.

En España, dos o tres de cada 1.000 niños nacen sordos o con algún grado de pérdida auditiva.

Otros niños sufren pérdida de audición posterior debido a una infección, medicación, un defecto genético o la exposición a sonidos fuertes.

Si sospecha que su hijo tiene una pérdida de audición, visite a su pediatra o a un especialista en otorrinolaringología inmediatamente y pregunte por un profesional de la audición pediátrica.

Estos profesionales de la salud auditiva se especializan en probar y tratar a los niños con pérdida de audición.

Casi todos los fabricantes de audífonos ofrecen audífonos para niños que se adaptan a sus necesidades.

La mayoría de estos son audífonos retroauriculares coloridos, casi con aspecto juguetón.

Encontrar el audífono adecuado suele ser un reto complicado. Los niños no suelen ser capaces de articular su sensación auditiva – y sus preferencias al comparar diferentes audífonos – tan claramente como los adultos.

Si se descubre que su hijo tiene una pérdida de audición, debe usar audífonos para niños lo antes posible.

Esto puede mejorar la aceptación del audífono y evitar las consecuencias negativas de la pérdida de audición.

Sin embargo, la elección y el ajuste de los audífonos para niños son un desafío para el profesional de la audición, por lo que debe consultar a un audiólogo pediátrico especialmente capacitado.

Si se sospecha que un niño tiene una pérdida de audición, se debe consultar a un otorrinolaringólogo o a un pediatra.

Las pruebas de audición específicas para niños, como la audiometría, pueden realizarse incluso en niños pequeños.

De esta manera, el oído del niño puede ser examinado de manera lúdica.

Sin embargo, también se utilizan otros métodos de examen para los lactantes y los niños pequeños.

El otorrinolaringólogo utiliza varias pruebas para determinar la pérdida de audición y el grado de pérdida de audición de su hijo y luego decide si un audífono es médicamente necesario.

Para evitar prejuicios, evaluaciones falsas y calificaciones incorrectas, los padres deben hablar con los maestros de sus hijos e informarles sobre la capacidad auditiva de sus hijos.

Paralelamente a la adaptación de los audífonos para niños, se debe considerar la terapia del habla y del lenguaje, ya que a menudo se requiere una cooperación interdisciplinaria para corregir las consecuencias negativas de la pérdida de audición.

Las personas que pueden apoyarte en esto son, por ejemplo, terapeutas del habla y psicólogos.

De esta manera se pueden reducir y corregir otros déficits relacionados causalmente con la pérdida de audición.

El tratamiento de la pérdida de audición en niños y bebés lleva mucho tiempo, pero es muy importante para el desarrollo del habla y el lenguaje de su hijo. Un audífono es sólo “un” componente.

La importancia de los audífonos para niños

Si el otorrinolaringólogo le ha recetado audífonos a su hijo, es importante que los use todo el tiempo, especialmente si el niño es muy pequeño.

La razón es la siguiente: desde el nacimiento hasta los tres años de edad, los cerebros de los niños están en un estado de rápido desarrollo.

La audición es crucial para el desarrollo de un cerebro, un habla y un lenguaje normales.

La escucha y el habla temprana son cruciales para el desarrollo del lenguaje.

Cuando la gente aprende un idioma, no funciona como en la escuela.

Los niños captan las palabras, su significado, la sintaxis hablada y la estructura del lenguaje exponiéndolos constantemente al lenguaje.

Para los niños con pérdida de audición, este aprendizaje “al azar” debe ser complementado con terapia del habla y del lenguaje.

Para los niños – especialmente los bebés y los niños pequeños – la audición correcta es muy importante. Genera confianza y crea la sensación de un mundo predecible y consistente.

Los audífonos para niños pueden ser especialmente útiles, ya que sus cerebros están en una fase de desarrollo rápido. La entrada acústica mejora el desarrollo del habla y las funciones cognitivas.

¿Cómo elegir audífonos para niños?

Encontrar el audífono adecuado para los niños es una tarea difícil.

En España hay más de 2.000 audífonos diferentes. Limitar la elección es, por lo tanto, la tarea del audioprotesista.

Para encontrar el mejor audífono para su hijo, puede probar diferentes modelos de forma gratuita y probarlos en casa durante un máximo de 14 días.

El desafío especial con los niños es el hecho de que los niños suelen ser incapaces de articular su sensación auditiva con claridad.

La selección del dispositivo correcto y su posterior colocación es, por lo tanto, un proceso largo que requiere mucha paciencia.

Además, los niños suelen describir la comodidad de sus audífonos de forma inexacta o en constante cambio.

audífono para niño

Los niños suelen estar demasiado influenciados por el aspecto general del dispositivo. Por lo tanto, eligen los dispositivos que les gustan visualmente, independientemente de si pueden oír bien con ellos o si son cómodos para llevar.

Si está probando los audífonos con su hijo, debe por lo tanto ponerse el dispositivo sin mostrárselo. Ponga tres dispositivos a su hijo de incógnito, anote su favorito y repita la prueba con la condición de que su hijo no vea a los audífonos.

Notará inmediatamente las diferencias en la evaluación. Por consiguiente, el audiólogo debe tener mucha experiencia y sensibilidad en el trato con niños y determinar los audífonos para niños apropiados de manera lúdica.

La mayoría de los niños con problemas de audición “sólo” necesitan un audífono, pero algunos están mejor con un implante coclear.

El otorrinolaringólogo decide si su hijo necesita un audífono o un implante coclear, dependiendo del tipo y la gravedad de la pérdida de audición y la estructura y la forma del oído externo.

Dado que la pérdida de audición se encuentra a menudo en niños muy pequeños, los niños suelen empezar con audífonos y luego, cuando son mayores, necesitan un implante coclear.

A menudo se realizan pruebas de audición en un niño con pérdida de audición para controlar y reevaluar continuamente la capacidad de audición y los beneficios del audífono.

¿Cómo se adaptan los audífonos para niños?

El primer paso en la adaptación de un audífono es tomar impresiones de los canales auditivos externos.

Estos deben ser hechos para asegurar que los moldes de los oídos se ajusten perfectamente a los audífonos de su hijo.

El audioprotesista coloca un dique de algodón o espuma en lo profundo del canal auditivo y luego llena cuidadosamente el canal auditivo con el material de impresión.

El material de impresión llena todo el oído externo, asegurando que todas las estructuras del oído están representadas con precisión.

El material tarda unos minutos en secarse, por lo que a menudo se pide a los padres que distraigan al bebé o al niño.

Los moldes para los oídos pueden ser ordenados en diferentes colores.

Los padres a menudo eligen un color diferente para cada oído para que puedas determinar de qué oído es.

A medida que el niño crece, se necesitan regularmente nuevos moldes de oído, así que los colores pueden ser cambiados más tarde si se desea.

Los niños mayores a menudo escogen un solo color. Incluso pueden elegir un molde de oreja “claro” o “translúcido”.

El audioprotesista envía las impresiones de los oídos y se tarda hasta dos semanas en recibir los moldes de los oídos fabricados individualmente.

Adaptación de los audífonos y moldes

Durante esta cita, el audiólogo se asegura de que los moldes se adapten a los oídos de su hijo y programa los audífonos para la pérdida de audición de su hijo.

Cuando los audífonos se programan y activan por primera vez, su hijo oirá inmediatamente nuevos sonidos.

Los bebés tienden a responder inmediatamente a la voz de su mamá o papá y dirigen sus cabezas con interés hacia los padres que ahora están emitiendo sonidos.

Es probable que un niño pequeño sonría en respuesta a los nuevos sonidos.

Después de la programación y activación inicial, el profesional de la audición realizará algunas pruebas de control para asegurarse de que los sonidos suaves son lo suficientemente fuertes, que los sonidos medios son cómodos y que los sonidos fuertes no son molestos.

El profesional de la audición pasará mucho tiempo explicando cómo insertar y retirar los audífonos para niños.

Le mostrará cómo conectar y desconectar el molde del audífono y cómo diferenciar los audífonos derecho e izquierdo.

Aprenderá cómo encender y apagar los audífonos, cómo comprobar que funcionan y cómo cambiar la pila.

La batería normalmente necesita ser reemplazada cada siete o diez días.

También aprenderá a mantener limpios sus audífonos para niños y moldes y a guardarlos todas las noches.

¿Cómo elegir los audífonos para niños correctamente?

Los niños tienen diferentes requisitos.

Esto tiene que ver con su entorno de vida. Por ejemplo, los niños suele estar expuestos a mucho ruido.

Las aulas de una escuela suele ser bastante silenciosa, pero en el patio de recreo puede ser exageradamente ruidoso.

El audífono debe ser capaz de adaptarse rápidamente a estos cambios. Por eso debes elegir los audífonos para niños que tenga ganancia automática y control de programa.

El audífono debe ser capaz de adaptarse automáticamente a diferentes entornos de escucha, a tener tecnología de audición direccional automática y poder conectarse a un iPhone o a un smartphone.

Desde el punto de vista de la seguridad, los audífonos para niños también deben cumplir requisitos especiales.

Los dispositivos deben ofrecer protección contra el polvo, las caídas y las salpicaduras de agua, de modo que no pueda ocurrir nada durante los juegos.

Los nanorrecubrimientos hidrófugos de los componentes externos e internos son útiles.

Los audífonos para niños también deben tener una tapa de seguridad a prueba de manipulaciones para la pila y estar asegurados contra la pérdida por el profesional de la audición.

Sin embargo, el factor más importante a la hora de comprar un audífono es la satisfacción de su hijo.

Siempre debes elegir un modelo que le guste a tu hijo. Todos los audífonos para niños están disponibles en colores brillantes y con pegatinas para niños.

Chequeos diarios

Los audífonos para niños deben ser revisados diariamente, especialmente para los niños que son demasiado pequeños para poder reportar problemas por sí mismos.


Debe realizar una breve prueba de audición, asegurarse de que la pila funciona y comprobar que los audífonos no tengan suciedad ni humedad. Recuerde: Si no oye los sonidos que son amplificados por los audífonos, su hijo no puede oír nada.

Puede ser un buen hábito “escuchar” brevemente los audífonos cuando se los coloca a su hijo.

Si no oye un sonido amplificado, compruebe que ha encendido los audífonos. Si todavía no funciona, pruebe la batería. Puede comprar probadores de pilas.

También puede revisar rápidamente la pila colocando las manos alrededor del audífono y cerrándolo. Si está encendido y funcionando, debe haber retroalimentación.

También debe realizar una inspección visual antes de colocar los audífonos para niños. Asegúrate de que los audífonos y los moldes están limpios y sin humedad.

Separa el molde del audífono si está sucio. Utilice una jeringa de pera para eliminar la humedad del molde o del tubo, y quite la suciedad del molde con una toalla de papel o un pañuelo desinfectante.

Cuando el molde esté completamente seco, vuelva a conectarlo al audífono y póngaselo a su hijo.

Seguridad

Si su hijo se traga una pila de audífono, llame al 112 inmediatamente.

Compre sólo audífonos para niños con puertas de pila seguras que eviten que su hijo extraiga las pilas del audífono por sí mismo.

A los bebés les gusta explorar las cosas con la boca. Siempre mantenga las pilas en un lugar seguro para proteger a su hijo y a sus mascotas.

Los audífonos adecuados pueden desempeñar un papel crucial en el desarrollo social, educativo y comunicativo de su hijo.

Trabaje junto con el audioprotesista, el otorrinolaringólogo y el sistema de apoyo educativo de su hijo para aprovechar al máximo “toda” la experiencia.

Deja un comentario